NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE ESPERANDO LA LUZ (Parte 1)

La imagen de Nuestra Señora de Guadalupe es la de María esperando a su hijo Jesús, como lo demuestra el cinturón negro atado debajo del pecho, signo de embarazo para las mujeres mexicanas durante siglos. Por eso las mujeres embarazadas la invocan.
Guadalupe significa «río de luz», no es casualidad que la fiesta sea el 12 de diciembre, víspera de Santa Lucía, y estamos cerca del nacimiento de ese niño que lleva en su vientre el 25 de diciembre.
GESTACIÓN-MADRE, HIJO-LUZ: La madre lleva en su vientre lo que será la luz del mundo.
EL MANTO, EL TILMA (LA MADRE – GESTACIÓN)
Algunos de los eventos que llevan un mensaje importante van acompañados de lo que podemos definir como prodigios sobrenaturales, que sustentan el mensaje en sí mismo. La imagen del lienzo que apareció en Juan Diego en 1531 es de origen divino, no proviene de manos humanas, y fue pintada por Aquel que ha pintado toda la creación.
Tanto creyentes como escépticos han observado el manto de la Virgen y lo han sometido a decenas de pruebas. Todos confirman que el manto y la imagen que muestra tienen características sobrenaturales.
Nuestra Señora le dijo a San Juan Diego que subiera la colina, recogiera algunas rosas y se las llevara al obispo. Juan Diego no lo dudó. Las rosas estaban ahí, aunque no era la temporada. Los recogió en su tilma (típica capa mexicana que llevaban al hombro) y se los llevó al obispo como señal de que la Virgen quería que se construyera un templo allí. Cuando Juan Diego estaba frente al obispo y abrió la tilma en la que llevaba las rosas, estas cayeron al suelo. Como no era el período de floración, se entendió que el signo era verdadero, y para su asombro apareció impresa en la tilma la imagen de la Virgen.
Es realmente increíble lo que la ciencia ha descubierto sobre este Tilma, ¡que debería haberse destruido después de 20/30 años!
Estudios oftalmológicos llevados a cabo en los Ojos de María han encontrado que al acercarles la luz, la retina se contrae y, al retirar la luz, vuelve a dilatarse, exactamente como le ocurre a un ojo vivo.
«Examiné los ojos con un oftalmoscopio de alta potencia y pude apreciar la profundidad del ojo como si estuviera mirando un ojo vivo ”, dijo el Dr. Enrique Graue, oftalmólogo de renombre internacional y director de un hospital especializado en Oftalmología en México.
El efecto Purkinje-Sansom aparece en los ojos: la imagen en la córnea y en las dos caras del cristalino se triplica. Este efecto fue estudiado por el Dr. Purkinje de Wroclaw y el Dr. Sansom de París, y en oftalmología se lo conoce como el fenómeno Purkinje-Sansom. Este fenómeno, exclusivo del ojo vivo, también fue observado en el ojo de Nuestra Señora de Guadalupe por el Dr. Rafael Torija con la ayuda de un oftalmoscopio. El médico lo certificó con estas palabras: «Los ojos de Nuestra Señora de Guadalupe dan la impresión de vitalidad».
Lo mismo afirman los doctores Guillermo Silva Ribera, Ismael Ugalde y Jaime Palacio, entre otros. Desde 1950, los ojos de la Virgen de Guadalupe han sido examinados por una veintena de oftalmólogos. Estudios recientes con el microscopio han revelado que las siluetas de varias personas se reflejan en los ojos de la Virgen, como cuando miramos a los ojos de los que están frente a nosotros y nos vemos reflejados. San Juan Diego también está a los ojos de la Virgen. Científicamente no se puede explicar cómo aparecen doce figuras humanas en un ojo de siete milímetros.
La ciencia descubrió que los ojos de María tienen los tres efectos refractivos de la imagen de un ojo humano. En las pupilas de María (solo 7,8 mm), se descubrieron diminutas imágenes humanas, que ningún artista podría haber pintado jamás. Son dos escenas y se repiten en ambos ojos. La imagen del obispo Zumárraga en los ojos de María fue ampliada mediante tecnología digital, y reveló que en sus ojos se retrata la imagen del indio Juan Diego, abriendo su Tilma frente al obispo.
¿El alcance de esta imagen? – la cuarta parte de una millonésima de milímetro.
La temperatura de la fibra de maguey (obtenida de una planta) con la que se construye el abrigo mantiene una temperatura constante de 36,6 grados, la misma que la de una persona viva. El lienzo está apoyado contra una estructura metálica que se mantiene constantemente a 15 grados para mantenerlo fresco, pero esta, cuando se mide su temperatura, revela 36,5 grados, la temperatura de un cuerpo humano sano.
La fibra de maguey que compone el lienzo de la imagen no puede durar más de 20 o 30 años. Hace varios siglos se pintó una réplica de la imagen en un lienzo de fibra de maguey similar, y se desintegró después de algunas décadas. Mientras, casi 500 años después del milagro, la imagen de María sigue siendo tan perfecta como el primer día.

Uno de los médicos que analizó el manto colocó su estetoscopio debajo de la cinta con lazos que María repitió rítmicamente, contó 115 latidos por minuto, como un bebé en el útero.
No se descubrieron rastros de pintura en el lienzo. En realidad, a una distancia de 10 centímetros de la imagen, solo se ve el lienzo en bruto: los colores desaparecen. Los estudios científicos no logran descubrir el origen del colorido que forma la imagen, ni la forma en que fue pintada. No hay rastros de pinceladas u otras técnicas conocidas. Los científicos de la NASA afirmaron que el material que da lugar a los colores no es ninguno de los elementos conocidos en la Tierra.
Francisco Camps Ribera, de Barcelona, ​​conocido mundialmente como un experto en técnicas de pintura, concluyó: “Ningún artista humano hubiera elegido un lienzo de esta calidad sin una preparación para crear su obra”. Los científicos estadounidenses Smith y Callaghan, que trabajaron en la NASA, y Campos Ribera, en su opinión de 1954, sostienen que no hay rastro de pincel en la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe. Luego, los químicos analizaron los pigmentos, y no son de origen animal, ni vegetal, mineral o sintético, es decir, no se sabe de dónde provienen.
Se ha pasado un rayo láser de lado sobre el lienzo, y se ha demostrado que el color no es ni el anverso ni el reverso, sino que los colores flotan a una distancia de tres décimas de milímetro por encima de la tela, sin tocarla. Los colores flotan en el aire, sobre la superficie del manto.
En el año 1791 se derrama accidentalmente ácido muriático en la parte superior derecha del lienzo. En 30 días, sin ningún tratamiento, el tejido dañado se reconstituyó milagrosamente.
Las estrellas visibles en el Manto de María reflejan la configuración y posición exacta del cielo que presentó México el día en que ocurrió el milagro. el Manto de la Virgen María, que apareció en Guadalupe (México) el 12 de diciembre de 1531, muestra un mapa estelar. (Según informa J. J. Benitez en la prensa española). Técnicos de la NASA, analizando la imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe, misteriosamente aparecida en el manto del Indio Juan Diego, han descubierto un mapa estelar que une las estrellas doradas con líneas. Se resaltaron así las constelaciones de Alfa, Tauro, Sigma y Libra según el profesor Armando García De León, profesor de Astronomía, el mapa data del año 1531. Esto significa que cuatro siglos después la astronomía moderna pudo revelar la mensaje. Las últimas investigaciones, realizadas por el profesor Tonsmann de la Universidad de Cornell (EE. UU.) Utilizando un ordenador, destacaron doce figuras humanas ante los ojos de la sagrada imagen.
A principios del siglo XX, un hombre escondió una bomba de alto potencial en un decorado floral, que colocó al pie del Lienzo. La explosión destruyó todo a su alrededor, excepto el lienzo, ​​que quedó en perfecto estado.
Es evidente que todos estos hechos inexplicables nos fueron entregados por una razón: querían llamar nuestra atención. Finalmente, consideremos tres hechos más:
«Guadalupe» significa en el idioma indígena: «aplastar la cabeza de la serpiente». Es precisamente el evangelio de Génesis 3:15: María, vencedora del maligno.
La imagen es una pintura idéntica al detalle de Apocalipsis 12: «una gran señal apareció en el cielo, una mujer envuelta en el sol, con la luna bajo sus pies».
La Virgen tiene una cinta con lazos en su vientre, está «embarazada» para indicar que Dios quiere que Jesús nazca en América, en el corazón de todo americano.
Oración a la Virgen de Guadalupe (publicada en «Non siamo soli», 5 de mayo de 1986)
Madre Celestial María, flor adorable que encarna el aroma del Amor y Consolación del Dios vivo. El sol está alto en el cielo rodeado de sus hermosos colores, cuando mi sentimiento en forma de pensamiento acaricia la piel de tus pies blancos. Preciosa María, preserva nuestro corazón y nuestra alma, toca nuestras ansiedades, nuestras alegrías y nuestros dolores con tus manos divinas, transformándolos en una sola melodía.
Protégenos del mal y sus tentaciones y haz de cada uno de nosotros el templo de la Luz y la Sabiduría según la santa voluntad de Aquel que es nuestro Maestro.
Santísima María, Madre nuestra, visítanos en cada pensamiento y en cada vigilia presentándonos ante el Divino Padre, activos, justos y pacíficos para el santo programa que servimos y que deseamos.
Difunde tu suave consuelo en nuestros pasos y en nuestras acciones, para que siempre se traduzcan en la única y más grande verdad de todos los tiempos.
Belen Bongiovanni
EL SUDARIO (EL HIJO – LA LUZ)
«José de Arimatea tomó el cuerpo de Jesús, lo envolvió en una sábana blanca y lo colocó en su nueva tumba. Pasado el sábado, María Magdalena fue al sepulcro temprano en la mañana, cuando aún estaba oscuro, y vio que la piedra del sepulcro había sido volcada. Corrió y fue a Simón Pedro y el otro discípulo, el amado de Jesús, les dijeron: Se han llevado al Señor del sepulcro y no sabemos adónde lo han llevado. Entonces Simón Pedro salió con el otro discípulo y fueron al sepulcro. Simón Pedro entró en el sepulcro y vio las vendas en el suelo y la mortaja, que había sido colocada en su cabeza, no en el suelo con las vendas, sino doblada en un rincón separado ”.
La palabra “sudario” proviene del griego “sindôn” e indica un lienzo que los judíos usaban para envolver los cadáveres antes de enterrarlos.
La huella de un hombre y su terrible sufrimiento es evidente. Tiene alrededor de treinta años, mide alrededor de 1,77 de alto, barba y cabello largo, con rasgos del Medio Oriente. Al analizar el cuerpo humano, se evidencian los signos de una terrible flagelación. La frente, la cabeza y la nuca están marcadas por una corona de espinas. Aparecen entonces claramente dos grandes contusiones con escoriaciones, provocadas por el «patíbulo», es decir, por la viga de la cruz que los condenados llevaban atados al brazo. El hombre de la Sábana Santa fue crucificado con clavos en las manos * (símbolos que todos los estigmatizados de la historia reportan de la misma manera, Pablo Tarso, San Francisco, Padre Pío, Natuzza). Los pies también están perforados. Hay numerosos rastros de sangre y una gran herida en el costado. Todos elementos que encajan perfectamente con la descripción que hacen los evangelios de la crucifixión de Jesús.
* ¿Los estigmas en las muñecas o en las palmas? Más de una vez Eugenio dijo que Jesús los recibió en las palmas de sus manos, para que pudiera sufrir más, y para no tener el efecto de desgarro, lo ataron con fuertes cuerdas de sus brazos para sostenerse en la parte superior de la cruz.
En 1898 se fotografió con el equipo de la época y se descubrió, revelando la plancha, que la imagen impresa en la tela tenía las características de un negativo fotográfico. Mediante análisis computarizados, se ha verificado hoy la correspondencia anatómica de las dos imágenes, frontal y dorsal. De modo que la de la Sábana Santa es una imagen «tridimensional», circunstancia confirmada por los equipos modernos de la NASA. Los análisis de sangre realizados desde 1978 revelan la presencia de hemoglobina y otras sustancias específicas de la sangre humana del grupo AB.

Para establecer la fecha la Sábana Santa también se utilizó un método químico basado en la medida actual de vainillina (semillas de vainilla), un examen que la sitúa entre el 1000 a. C. y 700 dC, por lo tanto en un período muy extenso, pero que sería compatible con los eventos evangélicos.

“Me gustaría preguntar a los expertos de la ciencia terrestre qué técnica utilizó el hombre del sudario. Si no fuera Jesucristo, el Mesías, el Hijo del Dios vivo, ¿quién más podría dejar la imagen de su cuerpo y su sufrimiento?
Incluso hoy en día, la tecnología moderna no podría reproducir una imagen con la misma técnica misteriosa del sudario. Entonces, ¿cómo lo hizo el hombre representado en la tela en la Edad Media?
Solo un Ser astral puede realizar tales maravillas en esta dimensión. Entonces, amigos terrenales, ¿es él o no la figura real de Cristo? »
El amigo del Hombre
Eugenio Siragusa
Nicolosi 16 de octubre de 1988
Maria Pia Cavallo

Fuentes:

http://tanogabo.com/il-mantello-della-vergine-di-guadalupe/

http://tanogabo.com/il-mantello-della-vergine-di-guadalupe/

http://tanogabo.com/nostra-signora-di-guadalupe/

https://es.wikipedia.org/wiki/Nuestra_Se%C3%B1ora_de_Guadalupe_(M%C3%A9xico)

https://www.facebook.com/338943849458033/photos/pcb.1341986492487092/1341985329153875/?type=3

 

Publicado en Sin categoría