SOL, SE MANIFIESTA CON SU PODER ENERGÉTICO Y ESPIRITUAL

La ley de causa y efecto es inexorable. Es dando como se recibe.
¿Qué damos al recibir vida? ¿Qué efecto tiene nuestro comportamiento obtuso? Y sobre todo, ¿es posible no darte cuenta de que eres masoquista?
– 10 de diciembre de 2020:
Sol, la última llamarada podría provocar una tormenta geomagnética.
Luego de un largo período de «reposo», el Sol se ha despertado y reanudado su actividad liberando enormes cantidades de energía que, de llegar a la Tierra, podría generar tormentas geomagnéticas y provocar perturbaciones en las comunicaciones.]
https://tg24.sky.it/scienze/2020/12/10/sole-brillamento-tempesta-geomagnetica?fbclid=IwAR2BA6hf3XdosAB2ibwfMrWBxiutkjF5zrEimZ-Zudr1GzljS9vpkHKM4NA
– 9 de enero de 2021:
Se suponía que el avión llegaría a la capital de la provincia indonesia de Kalimantan Occidental, ubicada en la línea del ecuador, 90 minutos después del despegue en Yakarta. En cambio, el Boeing 737-500 desapareció del radar, minutos después de despegar. Para el sitio especializado Flight Radar 24, la aeronave perdió más de 10,000 pies (aproximadamente 3,000 metros) de altitud en menos de un minuto cuatro minutos desde la salida.
https://tn.com.ar/internacional/2021/01/09/desparecio-un-avion-en-indonesia-cayo-mas-de-10-mil-pies-en-menos-de-un-minuto/

LO QUÉ COMPORTAN ALGUNAS PROTUBERANCIAS SOLARES!
«»Se trata de agujas magnéticas anómalas. Estas agujas magnéticas anómalas empiezan a caer sobre la Tierra con consecuencias desastrosas, ya que tienen el poder de modificar la fuerza de cohesión de la materia inorgánica. Por lo tanto, si un avión viene golpeado en una parte del motor por una de estas agujas, automáticamente esta parte golpeada se rompe y pone en crisis el avión. Estas agujas actuan sobre todos los aparatos, barcas, automóviles y aviones.
(Hoara)
′′ Muchas estructuras existenciales están destinadas a cambiar. Las actividades biodinámicas se renovarán radicalmente y la genética también se verá obligada a elaborar condicionamientos totalmente diferentes. El crecimiento del planeta que habitan propondrá nuevas energías cósmicamente evolucionadas y no podréis evitar estar involucrados en este proceso cíclico que impone el dinamismo del Espíritu Creante. Seréis útiles si se adaptan al nuevo desarrollo. Seréis sabios si comprendes con tiempo las urgentes necesidades de la Superior Ley Cosmofísica y de las leyes inmutables que la gobiernan en los ciclos de crecimiento. Su planeta muta e inevitablemente vosotros también debéis crecer si realmente queréis servir al Sumo Bien Creante. Crecer significa ser consciente de los valores eternos que corroboran de sagacidad y sabiduría los dinamismos existenciales y hacerlos armónicos y equilibrados. Vosotros no sabéis por qué existen, pero no podéis ignorar que si están, hay una buena razón para ser y operar todavía hasta ser un instrumento directivo y no ejecutivo. El Gran Espíritu y el Pequeño Espíritu nunca están separados.
Uno sirve al otro y el otro sirve al Uno «.
(Hoara)
“Cada 24.000 años el Universo hace una sístole, porque el movimiento del Cosmos es sístole y diástole. También en tu corazón se producen sístole y diástole, cada cierto tiempo. Las células también tienen este tiempo de sístole y diástole. El ser macro cósmico está formado por 150 mil millones de Universos y tiene un movimiento de sístole y diástole, y somos a su imagen y semejanza. Este Universo se encuentra ahora en la fase de sístole. Cuando el corazón está en la fase de sístole, la sangre sale del corazón y se expande. De la misma manera, cuando el Sol está en diástole, se enfoca hacia adentro. Las manchas solares son energías solares que son absorbidas por el Sol Manásico para obtener nueva información genética, para el nacimiento de otros universos. Hay fases gravitacionales y antigravitatorias en el Universo. Con cada sístole y diástole se produce una mutación de la estructura universal y también de la estructura cósmica ”.
Eugenio Siragusa
Nicolosi Verano de 1979
ENERGÍA – LUZ, NUEVA CONCIENCIA
“El Universo está lleno de líneas de fuerzas magnéticas, que contienen la base de la estructura y su evolución. Estas líneas de fuerza son energía luminosa en forma de corpúsculos y ondas ”.
“La luz es una corriente de corpúsculos de energía con un movimiento ondulatorio. Si aumenta la velocidad de la corriente corpuscular, la longitud de onda disminuye. Esto significa que la luz tendrá otra forma de corriente de corpuscular.

“El Sol es un todo galáctico, es un acumulador-transformador-distribuidor de energía – luz, que estructura el Universo. Por tanto, tiene su propio campo de fuerza, del que dependen los campos de fuerza de cada uno de los planetas que giran a su alrededor ”.
“La energía humana recibida del Sol tiene una frecuencia bien determinada, de la que dependen las diferentes formas de vida de cada Planeta”.

“Cada uno de los soles del universo tiene su propia frecuencia de luz. Esta frecuencia está determinada por la rotación del propio Sol y la rotación del sistema planetario completo en el conjunto galáctico ”.
«El planeta Tierra, por tanto, recibe una frecuencia de energía – luz que depende y está directamente relacionada con la velocidad de rotación de nuestro Sol».
“¿Qué pasaría en la Tierra, qué pasaría con el hombre, en particular, si aumentara la frecuencia de la luz solar? ¿Es posible que esto suceda «?

“El hombre es un conglomerado biofísico-molecular, cuya forma material está estructurada por un determinado campo de fuerza. Este conglomerado biofísico-molecular está íntimamente ligado al campo de fuerza creado por la velocidad de rotación del Sol. Si esta velocidad de rotación aumentara, la frecuencia de la luz emitida por el Sol variaría, y luego la Tierra y sus enzimas, incluido el hombre, sufrirían una mutación ”.

“Si se aumentara esta velocidad de rotación del Sol, la Tierra recibiría luz con un mayor nivel de frecuencia. Este aumento en la intensidad de la frecuencia energética produciría una vida diferente, que se realizaría de forma diferente a la que conocemos actualmente. Esto significa que el ciclo de la vida en la Tierra sería completamente diferente, porque debido a las inevitables transformaciones que se producirían a nivel electro-molecular, los reinos vegetal y mineral adoptarían una forma de vida distinta a la actual ”.

“El hombre, por las mismas razones señaladas, sufriría una transformación del campo de fuerza que lo estructura, debido a la influencia de la energía-luz sobre la materia. El sistema celular de su organismo estaría expuesto a la influencia de la nueva energía ”.
“¿Posee el hombre de hoy las condiciones necesarias para adaptarse a las nuevas frecuencias que emite el Sol”?

“Al no haber adquirido aún el conocimiento real (especialmente para una cuestión evolutiva) del mecanismo del sistema solar, el hombre no está en condiciones de poder controlar estos cambios. Cuando sea capaz de controlar la energía-luz, también podrá hacerlo aumentando su frecuencia, capaz de variar las estructuras de la materia ”.

“Cuando una humanidad alcance un punto de evolución en el que puede experimentar de forma puramente científica el aumento de la energía del universo, entonces también podrá calcular nuevas formas de aumento de energía. Para que esta humanidad llegue a este punto, es indispensable que haya adquirido una cierta conciencia, en virtud de la cual interferirá con la marcha del universo y armonizará con las energías que lo estructuran y que siempre actúan con amor y sabiduría. La razón es simple: estas energías son movidas por la inconmensurable energía cósmica, principal causa de la vida en todas sus formas y dimensiones, el amor, el entendimiento por excelencia, Dios ”.

Ahora ha llegado el momento, en el que la humanidad de la Tierra llegará a recibir una nueva conciencia, para que tenga una nueva comprensión de los eventos que le deben suceder y en el futuro, el desarrollo de la vida pueda continuar en paz y armonía”.

“El hombre está a punto de ser inundado con una energía renovada, que él mismo renovará. Por tanto, en un futuro próximo, el hombre tendrá el conocimiento adecuado, será capaz de la compresión necesaria para modificar la energía del universo a su propia medida, para su propio beneficio y el bien de todos. Entonces sabrá que la estructura del universo y la energía que lo mueve no tiene nada que ver con las interpretaciones teosóficas, ni con el misticismo de las religiones de la Tierra, que definitivamente han cumplido su tiempo y deben ser reemplazadas por una nueva forma. investigación y conocimiento científico «.
Eugenio Siragusa
Nicolosi 1977

CAMPOS DE FUERZA: ENERGÍA, ESPÍRITU, HOMBRE
Los campos de fuerza con los que está lleno el universo fueron creados por el Espíritu de Dios, por lo que estos campos de fuerza no son materia, sino espíritu, es decir, energía. Son los creadores del movimiento, la rotación y el pulso del universo ”.

“Está claro que cada hombre, como materia vivificada por la energía, tiene su propio campo de fuerza. Este es el cuerpo etérico, o dicho de otro modo, el alma, la energía psíquica que estructura la forma material. (A esta energía psíquica, la parapsicología la ha definido como un campo estructural de la forma) ”.

“Si este campo de fuerza del hombre está en armonía y equilibrio con las leyes de la Creación, las células de su cuerpo también estarán en armonía y equilibrio en consecuencia. De manera similar, el ritmo del corazón, la respiración y el movimiento de la sangre, debido a que el campo de fuerza del hombre es parte del campo de fuerza divino que pone en movimiento el ritmo del corazón y la respiración, es decir.
vida, ellos también estarán en sintonía ”.

“Este mismo hecho ocurre en el cosmos con idénticas características. Esta razón justifica que en la nave espacial corpuscular los seres puedan viajar en condiciones de pasar de una frecuencia de tiempo a otra, sin que la estructura celular de su organismo se vea afectada en lo más mínimo. Este hecho sólo es posible en el caso de que la energía psíquica (campo de fuerza del hombre) que estructura el cuerpo, posea las capacidades necesarias para la repentina armonía con los campos de fuerza de las formas superiores de movimiento del cosmos, que crean las diferentes formas. frecuencias de tiempo «.

“El organismo del hombre es una construcción ideal, que manifiesta las habilidades creativas de la Inteligencia Cósmica: Dios, el Espíritu Cósmico, que está en armonía y equilibrio por excelencia. Si este organismo es un subordinado perfecto de los estímulos reales que le llegan del Espíritu Cósmico, entonces está perfectamente sintonizado con la energía del campo superior de fuerza universal. Esto significa que la buena calidad del campo de fuerza del hombre está predispuesta a soportar, sin pérdida de materia, cualquier cambio en la frecuencia de la energía, lo que determina un nuevo tiempo en el que existen diferentes valores ”.

«Pero si el organismo es un vibrador caótico de efectos externos que emanan de una emoción humana excesiva, entonces la sintonía con los valores del campo de fuerza universal superior permanece considerablemente distorsionada, de tal manera que cualquier variación del poder-energía no podría ser soportado a nivel celular ”.

“Ahora no puede haber más dudas. El hombre de la Tierra sigue siendo como es y los valores que manifiesta actualmente no son tales que le permitan pasar impunemente de una frecuencia de energía a otra, de un valor a otro de tiempo, de una dimensión espacial a otra. El hombre sigue siendo el aparato psicofísico imperfecto que expresa valores que pueden entrar en comunicación y recibir de un solo canal de transmisión de la energía del Cosmos: el Sol, con su corriente y determinada frecuencia de luz ”.

«¿Qué pasaría si el Sol aumentara su velocidad de rotación, con el consiguiente aumento de la intensidad de la luz»?
“En primer lugar, los hombres permanecerían ciegos. Sus órganos visuales no podrían recibir la variación diferente del nuevo espectro de luz, porque el aumento de la velocidad corpuscular disminuiría la frecuencia de la longitud de onda de la luz. Esta nueva frecuencia no puede ser captada por los ojos humanos, que están ajustados para una frecuencia diferente ”.
“En segundo lugar, la vida misma en la Tierra cambiaría radicalmente, porque los órganos sensoriales de los reinos vegetal y animal también estarían fuera de frecuencia.
Eugenio Siragusa
Nicolosi 1976


HOMBRE: ENERGÍA, CONCIENCIA, MATERIA
Es fundamental comprender la relación que existe entre energía, materia y conciencia para poder interpretar el proceso de transmutación espiritual, donde el espíritu sublima la materia y la transforma, como el metal crudo se transforma en oro en manos de los alquimistas.

Respecto a esta relación y este entendimiento, transcribimos uno de los comunicados de prensa que también aparecieron en los boletines emitidos por el centro de estudios de la hermandad cósmica. En él están las claves de la lectura:

“Nuestro tiempo es el tiempo fijado por la Mente Creativa para que la humanidad pueda conocer las razones fundamentales de la vida, el dolor y la muerte.
Este momento ha llegado después de millares de años de viaje evolutivo.

En los últimos años, el hombre de la Tierra ha logrado alcanzar el coeficiente intelectual adecuado que le permita la apertura mental necesaria, para asimilar ciertos conceptos básicos que en otros siglos eran misteriosos y a su vez incomprensibles.

Especialmente en el último siglo, el progreso científico en el conocimiento de la ciencia del átomo y la estructura del Universo ha sido importante y decisivo. Sin embargo, el hombre aún ignora, a pesar de la ciencia acumulada, la ley de la conciencia. El individuo no sabe que está sujeto a la ley del renacimiento y la ley de causa y efecto que regula su camino y sus acciones en el tiempo y el espacio.

Gracias a la física, el hombre de hoy sabe que la materia no es más que energía. Cabe señalar que por materia no solo nos referimos a la biofísica (las criaturas del planeta), sino también a la astrofísica (planetas, galaxias, universos).
Por tanto, la materia, antes de ser una manifestación biofísica es una expresión astrofísica, es energía. Cualquier energía, para ser tal, necesita una fuente o generador.
El hombre es como una lámpara. Una lámpara manifiesta el efecto de luz siempre que la causa active un generador y encuentre los dos polos adecuados para transformar el impulso recibido en un efecto de luz.

El hombre está formado por una envoltura de materia, dentro de la cual se inserta un cierto circuito, destinado a manifestar cierta energía llamada vida. Pero el hombre no podría manifestar este efecto si no fuera activado por un valor energético externo a él. La fuerza que lo activa desde el exterior es la energía psíquica creativa irradiada por el sol.

El hombre no es portador de una causa preexistente, sino más bien un efecto manifestado de esta causa.
¿En qué condiciones se puede transformar una energía sustancial en energía-materia?
Como en la lámpara, se necesitan los dos polos. En la conciencia de la vida del Infinito Creado, el polo positivo está constituido por el espíritu-causa-sustancial, y el polo negativo, por la materia-efecto-formal.

Debemos agregar que por negativo no entendemos algo demoníaco o maligno, sino simplemente el efecto derivado de su propia causa.
Llamaremos alma al circuito insertado en el hombre. Podemos imaginar esta alma como un depósito que contiene valores que el hombre va adquiriendo a lo largo de la vida a través de diferentes experiencias. Podemos imaginar este observatorio equipado con un instrumento de medición: la conciencia.

Así, la conciencia actúa como puente en la relación entre los valores relativos del hombre (como polo negativo) y los valores absolutos del espíritu (como polo positivo).
¿Por qué dos hombres manifiestan efectos y valores diferentes? Porque el depósito del alma de un hombre está vacío de experiencias superiores y su instrumento de conciencia está en sintonía con los valores materiales, mientras que el otro ha sintonizado su instrumento de conciencia con los valores del polo positivo, con el espíritu.

El hombre es un vehículo y, como tal, un transformador evolutivo de la conciencia. Esto se desarrolla cada vez más en virtud de una ley fundamental que rige la creación: el renacimiento o la reencarnación.
Entre la conciencia humana de este planeta y la conciencia cósmica hay otras conciencias que giran en torno a los valores planetarios y universales.
De la misma manera que la existencia del planeta Tierra es verdad, y la humanidad que lo habita expresó valores humanos, también hay millones de planetas con su humanidad dotada de valores superiores e inferiores a los actuales ”.
Eugenio Siragusa
Nicolosi 1977

EL SOL
MI LUZ CREATIVA SE TRANSFORMA EN CARNE Y SANGRE.
SOY EL LOGOS DE LA SUPREMA INTELIGENCIA CREATIVA. YO SOY EL PRINCIPAL DE LOS DIOSES Y MI REINO ES SU HOGAR.
YO SOY EL HOGAR DE LOS HIJOS DE LA LUZ. TODO LO QUE NACE, VIVE Y SE TRANSFORMA, SALE DE MI SENO Y REGRESA A MI SENO.

SOY ELIOS, LUZ CREATIVA.
MI FUERZA RESIDE EN LA VIDA DE CADA ÁTOMO Y MI INTELIGENCIA INSTRUYE Y DETERMINA LAS OBRAS MULTIFORMAS DE TODO LO ÚTIL PARA EL ETERNO DEVENIR EN EL COSMOS.

APRENDE Y ÁMATE COMO YO TE AMO. LA LUZ CRISTICA ES MI LUZ.
YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD, Y LA VIDA.
YO, ELIOS. LUZ CREATIVA. DESDE EL SOL COMIENZA LA CREATIVA IDEA DE LA SUPREMA INTELIGENCIA DEL COSMOS. EN EL SOL RESIDE EL VERBO DE DIOS.

EN SU LUZ CRISTICA YACE SUAVISIMAMENTE LA VERDAD, EL CAMINO, LA VIDA.

TODO EXISTE, VIVE Y MUTA PORQUE EL SOL ES LA FUENTE DEL SER, DIOS VIVIENTE.
EN SU ESPLENDOR ESTÁ LA SAPPIENCIA DE AQUEL QUE ES.
DEL CIELO A LA TIERRA
A través de Eugenio Siragusa

EL ASTRO SOL, COMO VOSOTROS LO LLAMAIS, ES EL CENTRO NEURALGICO PROGRAMADOR DE MUCHOS ASPECTOS MANIFESTATIVOS QUE VIVEN Y OPERAN EN ESTE PLANETA: TANTO A NIVEL ORGÁNICO E INORGÁNICO Y AMBOS FÍSICO, PSÍQUICO Y ESPIRITUAL. NUESTROS ANTIGUOS ANCESTROS LO ADORABAN PORQUE  ERAN CONSCIENTES DE QUE ES LA SEDE DE TODA INTELIGENCIA OMNICREANTE, LOS CIENTÍFICOS HABLAN DE TORMENTA SOLAR MAGNÉTICA, PERO EN REALIDAD, PERIODICAMENTE SE PRODUCEN MUTACIONES FRECUENCIALES EN EL SOL, QUE INVISTEN TODOS LOS PLANETAS SUJETOS A SU ECONOMÍA CREATIVA.

PASO IGUAL CON LA EVOLUCIÓN DE SUS PLANETAS, Y EN ESTE CASO DE LA TIERRA, EL SOL COMO PROGRAMADOR CÓSMICO DA LA CANTIDAD VIBRATORIA CORRECTA Y EQUILIBRADA DE PSIQUE PARA QUE LA ENZIMA DEL HOMBRE SE MODIFIQUE Y CREZCA EN SINTONÍA CON LA CELULA MADRE QUE LA HOSPEDA.
 SI ESTO NO SUCEDE Y SI LA ENZIMA DEL HOMBRE PERMANECE INCONSCIENTE DE ESTA NECESIDAD, LAS ANOMALÍAS QUE LA TIERRA SE VE FORZADA A EVIDENCIAR, EN ESTRECHA COLABORACIÓN CON EL PADRE SOL, SON INEVITABLES.
EN LA ATMÓSFERA Y HUMUS DE LA DIMENSIÓN PLANETARIA, DE HECHO ESTOS CAMBIOS VIBRACIONALES HACEN QUE TODO LO NEGATIVO SE VUELVA AÚN MÁS NEGATIVO, Y TODO LO POSITIVO SE VUELVE MÁS POSITIVO.
 ESTO, EN ESTRECHISIMA SÍNTESIS, LO QUE LOS CIENTÍFICOS DE LA TIERRA DEFINEN TORMENTAS MAGNÉTICAS SOLARES, PERO QUE EN REALIDAD SON CAMBIOS DE FRECUENCIA VIBRACIONAL DE ENERGÍA PSÍQUICA QUE EL ASTRO SOL, COMO CENTRO NEURALGICO Y PROGRAMADOR DE VIDA EN TODOS SUS SECRETOS TRANSMITE.
ATENCIÓN, POR LO TANTO, SEÑALADOS Y LLAMADOS: NUESTRA INVITACIÓN REITERADA ES A TOMAR CONCIENCIA Y OBSERVAR, ESCRUPULOSAMENTE, LAS COSAS QUE LE HAN DICHO PARA QUE SU SISTEMA PSICOFÍSICO NO SEA ALTERADO POR LA MUTACIÓN VIBRACIONAL EN CURSO.
ATENTOS, ATENTOS, ATENTOS EN NO DESARROLLAR CAUSAS NEGATIVAS Y SITUACIONES QUE PODRÍAN INVOLUCRAR VUESTRA ESTABILIDAD PSICO-FÍSICO-ESPIRITUAL Y DESINONIZAROS. LAS NORMAS QUE OS HAN SIDO DADAS EN SU TIEMPO SON SUFICIENTEMENTE ADECUADAS PARA GARANTIZAR UNA PERFECTA SIMBIOSIS CON LA OBRA EMITIDA POR EL SOL.
COMO SE DIJO Y ESCRITO RECIENTEMENTE: «CUIDADO CON LAS TENTACIONES DE SATANÁS Y LUCIFER QUE PODRÍAN ENCONTRAR SUELO FÉRTIL EN LOS SENTIMIENTOS AFECTIVOS EN DESEQUILIBRIO Y EN LA POBRE GOBERNABILIDAD DE UNA MATERIA NO PURIFICADA Y NO EN SIMBIOSIS CON LOS ESTIMULOS DEL CAMBIO FRECUENCIAL «.
RECORDAMOS: ESTE ES UN TIEMPO DE CAMBIO RADICAL. LO PÚTRIDO NECESARIAMENTE CAERÁ; LO NEGATIVO SE VOLVERÁ MÁS NEGATIVO Y LO POSITIVO MÁS POSITIVO PARA LA SELECCIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA DIMENSIÓN:
¡LA CUARTA!
FILIPPO BONGIOVANNI
15 DE JUNIO DE 1991
Un padre ayuda a sus hijos, los apoya, los educa, los orienta en sus elecciones aumentando su autoestima haciéndoles creer que las decisiones las ha tomado su propia capacidad de decisión. ¿Pero qué sucede cuando los niños continúan rebelándose y lastimándose? El padre interviene, a su pesar.
Sol – nos ayuda a encontrar nuestro centro
Mirando al sol, el centro de nuestro sistema solar, trata de encontrar tu centro, tu espíritu, que es omnipotencia, sabiduría perfecta, omnisciencia, amor universal, y todos los días acércate a él.
Mientras estés fuera  del centro, serás arrojado a merced de los vientos y las tormentas que soplan sobre el mundo. Seguramente me dirás que las tareas de la vida diaria te obligan a salir del centro para ir a realizar tus actividades en la periferia. Pero si bien de vez en cuando es necesario alejarse del centro, esto no te obliga a romper los lazos con él. Al contrario, cuantas más actividades tengas en el mundo (la periferia), más tienes para fortalecer el vínculo con el espíritu.  Porque es de ese centro que recibes la energía, la luz y la paz para poder llevar a cabo todos tus esfuerzos. Y el sol te ayuda a mantener el vínculo con el centro dentro de ti.
Omraam Mikhaël Aïvanhov
La investigación psicológica confirma que la presencia de un padre afectivo facilita la identificación, más que la presencia de un padre indiferente. Para los adolescentes, por ejemplo, el reconocimiento de cualidades afectivas y gratificantes son también los castigos del padre que facilitan un buen y equilibrado crecimiento. El padre es afectivo cuando no es permisivo, sino que tiene autoridad.
El padre, desde el comienzo mismo de la historia, es un arquetipo, un principio que tiene sus raíces en los estados más profundos de la psique, por lo que las imágenes internas de un padre no se pueden borrar.
Nuestra sociedad está en una fase de adolescencia, en una fase de rebelión.
En el período de transición de las «sociedades sin padre» como la nuestra, surge en los hijos la necesidad de identificación y nostalgia por el padre abandonado. Así, en un intento por definir su propia individuación, Freud trató de explicar los inicios de la ruptura entendida como la rebelión de las generaciones más jóvenes contra el sistema patriarcal de autoridad paterna.
Por tanto, aunque el arquetipo del «padre» exista en cada persona, no es este último quien decide sobre el desarrollo del hijo, sino que es el hijo mismo quien decide.
 Y esto es exactamente lo que sucedió hace 100 millones de años, cuando sus hijos, entonces «adolescentes» en su evolución espiritual, se rebelaron contra las leyes de su padre, creyendo que eran capaces de autogestionarse y ya no respondían a esas mismas leyes. Lucifer y su descendencia recibieron un castigo ejemplar por su acto. Y nuestra humanidad, mezclada con este linaje, sigue repitiendo el error.
Sol – símbolo de Cristo y perfección divina
Jesús dijo: «Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto». Pero, ¿qué conocimiento podemos tener de la perfección del Padre celestial? … La respuesta está en el sol: mirándolo, descubriremos que el Padre celestial es luz, calor y vida hasta el infinito. Jesús también dice: «Yo soy la luz del mundo»: bueno, ¿qué es la luz del mundo sino el sol? Obviamente, el sol con el que Jesús se identifica no es lo que vemos en el cielo, sino el Cristo, el Sol cósmico del cual nuestro sol es sólo un representante. Pero siendo simplemente su representante, es al contemplarlo que nos acercamos a la perfección del Padre Celestial, la perfección de Su vida, Su amor y Su sabiduría. A través del sol, Cristo, que es la emanación del Padre, no deja de difundir sus bendiciones: todos los días su vida, su sangre, fluye sobre la tierra. La tierra jamás está abandonada; Cristo bendice y vivifica a todas las criaturas. Él está al mismo tiempo en todo el universo, en todas las estrellas del cielo, y para nosotros los seres humanos se manifiesta de una manera particular a través del sol. Bienaventurados los que elevan y amplían su comprensión de Cristo, porque es su alma la que elevan y amplían.
Omraam Mikhaël Aïvanhov
 Si tuviéramos más respeto por nuestro padre Sol, podríamos transmutar positivamente lo que nos otorga. En cambio, estamos demasiado acostumbrados a esperar recibir sin darnos cuenta de que nada es aleatorio, nada se nos concede sin nuestro compromiso de lograr nuestro propósito en el orden cósmico que se desestabiliza a causa nuestra. Y podríamos entender que todavía somos adolescentes que jugamos con fuego creyendo que son adultos.
MARIA PIA CAVALLO
Publicado en Sin categoría